De regreso al Cusco

Quizá sus calles sigan siendo las mismas que las de hace 500 años. Tal vez su arquitectura conserve las fachadas y estilos que plasmaron los españoles sobre las ruinas indígenas. A lo mejor la ciudad no ha cambiado mucho desde esa época, quién sabe.

A veces cuesta imaginarse sus calles llenas de caballos, llamas o alpacas caminando presurosas al paso de sus amos. Cuesta imaginarse porque hoy solo pasan por esas mismas calles cientos de extranjeros que guardan la devoción de llegar a Machu Picchu. Pieles blancas, amarillas, negras y mestizas que llegan a la ciudad imaginada, a la ciudad soñada, a esa que vieron en las postales del amigo que les dio la ruta, o en las páginas de Internet.

Pero allí están, disfrutando de esa ciudad que encanta, que embruja, que deslumbra con sus iglesias, sus palacios, sus museos. La misma donde todos son forasteros pero a la vez amigos porque los une el gusto por el viaje y la inquietud por conocer su historia, sus lugares y la vida de esa civilización que hoy aparece en los nombres de hostales, restaurantes y tiendas.

Hoy caminaré de nuevo por las calles del Cusco y recordaré como hace un año la vi por primera vez después de hacer un viaje de varios días con mis amigos colombianos. Hoy viviré de nuevo sus parques, sus calles empedradas, sus antiguas casonas. Me sentaré en la Plaza de Armas y dejaré que la vida pase presurosa mientras veo al perro jugar con su amo, al turista de ojos rasgados tomando fotos de la fuente con su moderna cámara, al vendedor de postales o paquetes turísticos; a la nueva pareja de casados paseando, al hombre enamorado o al que simplemente se encuentra sentado mientras la vida pasa.

 Tendré tiempo además para tomar algunas imágenes y dejarlas plasmadas en mi memoria, para saber que mientras el mundo avanza aceleradamente y la gente se olvida de vivir, yo regreso a la esencia de las sensaciones, de la verdadera felicidad, de la que uno cree que ha muerto hasta que por sorpresa se encuentra de nuevo en un lugar como estos, hasta que de nuevo se encuentra con la vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s