Reflexión de un colombiano en el exterior

¡Bienvenidos a la libertad!

 

 

Por Rafael Alonso Mayo

Es tal vez la mejor noticia que uno pueda leer en muchos años. Es la noticia que uno ni se imaginaba por más optimista que fuera. ¿Cómo es posible que las Farc liberen a Ingrid Betancourt si es su botín más preciado?, ¿Cómo es posible un rescate si el hecho de intentarlo parece casi un suicidio?, nos preguntábamos todos. Y lo último sucedió como si fuera un milagro, el milagro de la libertad.

 

Es que estar durante más de seis años en la selva puede ser el peor castigo que un ser humano pueda recibir. Ser tratados como si no fuesen personas y estar sometidos a los peores vejámenes y humillaciones puede ser el final. Sin embargo,  los 15 rescatados sobrevieron a esa dura prueba y hoy nos dan quizá el mejor ejemplo de fortaleza.

 

Y los hemos visto derrochar felicidad en los medios de comunicación después de llegar de una pesadilla que parecía no tener final. Y se le quiebra a uno la voz cuando los escucha hablar, cuando cada uno de ellos cuenta que para la guerrilla los secuestrados son como una mercancía que despoja de toda humanidad a cualquier persona. Y se pregunta uno cómo puede pasar esto en un país que lucha cada día por salir adelante y superar la guerra que ha vivido durante más de 60 años. Y parece que no hubiera respuesta alguna.

 

Celebro con orgullo de colombiano que está lejos de su tierra el rescate de los secuestrados que permanecieron lejos de sus familias por más de seis años (algunos casi once). Celebro que ahora todo sea fiesta en mi país y allí donde haya algún colombiano creyendo que todo puede ser mejor. Celebro como si hubiéramos ganado un título deportivo, como si fuera el éxito de la vida frente a la muerte. Celebro como si la guerra en mi país ya se hubiera acabado, aunque sé que no es así.

 

Pero se le hace a uno un nudo en la garganta saber que a pesar de tanta felicidad muchas personas, sobretodo fuera de Colombia, no saben que detrás de esta fiesta que ahora nos muestran los medios de comunicación hay años y años de golpes y frustración. Que detrás de este éxito hay tantos secuestrados que terminaron masacrados a manos de sus verdugos y que hay muchas familias que lloran ese dolor.

 

Y aprovecho este espacio para recordar sólo dos de esos momentos en los que uno pensaba que las cosas en Colombia no podían ser peores:

 

El 5 de mayo de 2003 el entonces gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria Correa, el ex ministro de defensa, Gilberto Echeverri Mejía y ocho militares fueron asesinados por sus propios captores luego de un fallido operativo de rescate. Y Antioquia y Colombia entera lloró sin descanso.

 

Otro de los hechos dolorosos ocurrió el 18 de junio de 2007 cuando las Farc asesinaron a 11 de los 12 diputados del Valle del Cauca -secuestrados en abril de 2002-, luego de creer que eran atacados por tropas del ejército colombiano. Sigifredo López fue el único diputado que se salvó de morir por encontrarse separado del grupo.

 

Y ahora uno mira la lista se secuestrados que tiene la guerrilla y ve que son casi 700 personas que están muertas en vida como estaban las personas rescatadas por el gobierno colombiano. Que son más de 700 familias que esperan casi un milagro –como el que ocurrió ayer- para poder reencontrarse con sus hijos y hermanos, con sus seres queridos. Y se da uno cuenta que la lucha y el sufrimiento siguen, que a pesar de la celebración queda una espina clavada en lo más profundo y que esto no acaba aquí. Que queda un largo camino para que algún día los colombianos disfrutemos de una paz completa.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s